jueves, diciembre 27, 2007

Nombre clave

Ha de ser algún alias, porque eso de "bella Villavicencio" no me suena. Ya hablando en serio, dice Chávez que escogió Villavo como punto de arribo de su caravana de aeronaves porque en el llano es más fácil volar; o sea que la cosa no es por el suroccidente. Por lógica de campesino sano, nadie me quita de la cabeza que el negocio viene siendo por el cañón del Duda, donde el ejército ha retirado el dispositivo de más de década y media ratificando que, para mal y para pior, La Macarena es territorio fariano. En el Vichada no creo que sea, porque por allá los 'camaradas' andan demasiado encartados llano adentro, mientras que las zonas logísticas claves son hoy de los paramilitares. Guaviare parecido, pero podría ser. Leí hoy en El Tiempo que el paquete incluye suspensión de operaciones militares en seis departamentos, pero eso parece más parte del cañe.

De todos modos debe ser positivo que las Farc se bajen de 'su mitad' de Emmanuel, aunque falta ver qué provecho aseguran, ya que se han caracterizado por nunca dar nada gratis.

viernes, diciembre 21, 2007

miércoles, diciembre 05, 2007

Solvencia

Posiblemente se recomendaba hacerlo con vaciados.

miércoles, noviembre 28, 2007

S.J.

Luis Carlos Restrepo es médico de la Nacional, loco como todos los psiquiatras, pero anoche vi la profunda impronta que dejaron en él sus tiempos en la Javeriana. Qué forma tan jesuítica de sacar los trapos del proceso al sol sin agraviar a Chávez. Incluso quedó pareciendo que nada se ha roto y la situación lo que dejó fue nuevos avances. No así de mefistofélica fue la retórica de ciertos parlamentarios, quienes se dejaron llevar a cuestionar la disparatada reforma que se vota este fin de semana, desacertada y riesgosa, pero asunto interno de los vecinos. Sobre reelecciones indefinidas, basta ver la incertidumbre que genera un antetítulo ambiguo:



En el .com ya no aparecía igual.

martes, noviembre 27, 2007

Diagnóstico

Eso es gota y le dio por comerse tanto gol.

Secuencia

El plan B se hace antes, cuando la crisis se ha desatado se llama ¡miren a ver qué trabajadoras sexuales* hacen!.
Definitivamente tal para cual, uno hasta dispuesto a respaldarlo en este lance con Chávez y salen con esto.
* Political Correctness Certified

sábado, noviembre 24, 2007

¡Ah, caray, no sabía!

Hace unos años leí un inquietante relato de Alfredo Iriarte sobre una aristocrática cachaca venida a menos. La cosa terminaba en barrio con la misma descripción de Chapinero. La historia de los barrios con casonas, de familias prestantes y chirriadas, transfigurados en entornos menos pomposos, me ha inquietado de tiempo atrás. Alguna vez pernocté en uno de los rincones más sórdidos del Santafé, cerca a la 19 con Caracas, en un lugar que parecía el fuerte en territorio apache. En medio de un entorno de esos que invitan a entrar con algún objeto contundente disponible entre el bolsillo se erguía, digno, un edificio sin asomo de descuido y - ya conocido por dentro - provisto de una arquitectura muy agradable, de hecho no olía a vetusto. Por supuesto la decadencia era patente, las que no habían sido demolidas o reacondicionadas con fines 'residenciales", decaían en su abandono. El cuadro de la de León de Greiff, por ejemplo, resulta inolvidable para quienes caminamos zonas así en cierta época.
La peregrinación hacia el norte, la decadencia económica de quienes se quedaron, y la causas que sean, se fueron tragando los barrios desde el centro. Teusaquillo ha sido por mucho tiempo el híbrido de sus distintas vidas. Familias de antes todavía instaladas, funerarias, abortaderos, ONGs, sedes de campañas políticas, el parque de la 34 (sede alterna de las peleas de a la salida nos vemos del Camilo, cuando sapeaban y el prefecto de disciplina se parqueaba en el Parque Nacional) la nueva moda de la remodelación 'loft', las oscuras sedes de la Dimayor y la Difútbol, la sucursal del Señor de los Milagros el fallecido Cream Helado, el parque de los sardineles onduladitos, la Academia de Ciencias Exactas, sociedades ocultas, las cinco esquinas de Tekcien, ya me metí en La Soledad,...


Ver mapa más grande

(tarea: ¿quién es el man de la estatua?)
Hoy comentan en El Tiempo que la localidad de Teusaquillo tiene una notable presencia de pobres vergonzantes. En años recientes el movimiento de finca raíz sugería desvalorización de predios. En algunos casos se notaba la influencia de los albergues de reinsertados ("mira, es que hay cuadras por las que no puede pasar una niña de colegio"). En fin, desconcertante, ala.

jueves, noviembre 22, 2007

Ya hay fecha

Celebré el anuncio hace unos meses y me complace que ya está agendado en el Senado el debate convocado por Gustavo Petro a la farcopolítica. Será el 4 de diciembre, no me lo pienso perder.

lunes, noviembre 19, 2007

Sano, mono, no me raye

Me entero de la amenaza a la seguridad ciudadana que entran a representar los miembros de las fuerzas del orden... de los primates, por cuenta de la destrucción de sus bosques. La inquietante imagen evoca la ficción de Pierre Boulle, por cuenta de otra familia. Las pandillas de neodescamisados, intocables por motivaciones metempsicóticas, robando, abofeteando e induciendo al clavado suicida; la marginalidad pentadáctila insurrecta; todo eso da vértigo. No son tan chusmeros nuestros arborícolas del Magdalena Medio; allí el orden que manda es de otro tono. Más al norte las únicas marimondas que llaman la atención cantan goles o despiden la precuaresma. Respecto a los de la India, quién sabe qué medidas se les puedan ocurrir a los funcionarios. Uno de aquí, fijo les remite un oficio donde los invita a generar una cultura y a un montón de genéricos antecedidos de la muletilla "es un poco [insertar entelequia, opcionalmente en forma de verbo infinitivo]", como en las plantillas de los jueces de paz y de familia, el vecino les manda una misión y les regala unos bolos (pero, pensándolo bien, de pronto aturdiéndolos con whisky se los puede llevar a otro lado, si hay para dónde).
En fin, la vida empuja y sin modales. Chernóbil hoy es territorio salvaje con todo y su cadena trófica cargada de veneno radiactivo, los osos de anteojos se escabullen de cazadores y censos, en tierras más bajas, donde uno que es cuadriculado no imaginaría ver a un otavaleño vendiendo sacos y bufandas (pero por allá parchan, para esos ciudadanos del mundo no hay Chimichagua ni El Bagre que no pinte como mercado). En una de esas, la vida sigue.

viernes, noviembre 16, 2007

Por sus trompas los conoceréis

Aquí se reportó y quedó constancia (solo que eltiempo.com quitó la nota, pero pronto vendrá el facsímil de la impresa), de la opinión de Leonardo Rodríguez. Hoy se anuncia que ha sido elegido al Académico Leonardo Rodríguez, con los siguientes guarismos:

Fórmulas de Pregrado

0 Voto en Blanco
3575
1 MIYER STICH PEREZ CORREDOR
LUIS DANIEL JIMENEZ CALDERON
2550
2 FREDY LEONARDO RODRIGUEZ GONZALEZ
CARLOS MAURICIO TORO HERRERA
4727
Total: 10852

Potencial Electoral: 43077 votantes

O sea que participó el 25.2%; esto es, la castidad creció desde mayo. Es más, el 89% de la comunidad habilitada para votar no expresó aprobación por el candidato seleccionado no a dedo, sino tal vez con otra parte del cuerpo peor reputada. También quedó, ante el Superior, Diego Marín, otro de los apologistas de los bloqueos de mayo, cuando no era estudiante activo pero sí era funcionario profesional de su aparato político. Por él se pronunció favorablemente el 12.8% del potencial. En su momento también descalificó la consulta para reanudar clases por minoritaria su participación. Por supuesto para el uno y para el otro sí es legítimo llegar a esos cargos con votaciones tan pobres, pues están en juego las metas de sus grupos en materia de figuración y acceso a viajes (con tiquete aéreo y viáticos superiores a los de los estudiantes en salida de campo) para producir documentos como este.
Me tomé el cuidado de verificar posibles casos de homonimato, pues se encuentran vinculados a la Universidad 25 Leonardos Rodríguez, pero en los últimos tres semestres solo había uno en cargo de representación estudiantil y el acta de los viajeros lo incluye. Este es uno de tantos pasajes que muestran que poner a hablar a la abstención es ventriloquía. Sobra decir que el casto de la declaración a El Tiempo no va a renunciar por la ilegitimidad de su elección y tampoco lo hará el peregrino, pero qué divertido poncharlos en la mentira.

jueves, noviembre 08, 2007

Apología

En la página de la presidencia publican este comunicado:

Comunicado

1. El Gobierno Nacional rechaza las afirmaciones del Presidente de la Corte Suprema de Justicia contra las Fuerzas Militares de Colombia.

2. Es falso que el ataque terrorista del M-19 y de sus socios del narcotráfico al Palacio de Justicia, en 1985, sea comparable, ética y jurídicamente, con el esfuerzo de los militares por defender y liberar a los rehenes. Los primeros cometían un crimen de lesa humanidad; los oficiales y soldados cumplían con sus obligaciones constitucionales y legales.

3. Describir la acción de las Fuerzas Armadas en defensa de la institucionalidad como ilegal y violatoria de derechos fundamentales, es herir la dignidad de todo el Estado colombiano.

4. El Gobierno aconseja la mayor prudencia para que se evite el prejuzgamiento y la estigmatización colectiva de todos los participantes en una acción institucional para restablecer el orden, sin perjuicio de que se persiga individualmente a los autores de acciones irregulares o ilegales.

Bogotá, noviembre 7 de 2007


Lo firma Carlos Holguín Sardi, Ministro del Interior y de Justicia.

Hace dos noches se transmitió en el canal institucional el video que acompañó la presentación del informe final de la llamada comisión de la verdad acerca de los hechos del Palacio de Justicia en 1985. Algunos comentaristas de las noticias asociadas a este informe en espacios como eltiempo.com recurrieron a viejas expresiones de igual tono, calificando de refrito, retaliación, ultraje contra la dignidad institucional y otras frases semejantes.

Cuando pasó lo del Palacio yo tenía once años. No era un adulto inconsciente pero tampoco un niño despistado, veía noticieros y hacía preguntas, leía prensa y comenzaba a ampliar mi visión del mundo más allá de la familia y el sistema escolar. Difícilmente quedará por fuera de ese cuadro que me pintaba entonces la imagen del oficial de caballería dando a entender que su fuego no contemplaba la protección de los rehenes y que era tan intenso porque también le disparaban y él se sentía amenazado por ello dentro de su vehículo blindado. Debo reconocer que demoré un par de años más para concebir un cuadro más amplio en materia de responsabilidades, porque de alguna manera la antipatía contra la irremediable brutalidad de los de uniforme venía no solo de un ambiente ideológico de época sino de vivencias concretas, de batidas abusivas que presencié, de las rechiflas barriales y colegiales a 'las feas' (la PM),... Pero claro, el detonante práctico de ese espectáculo fue la delirante toma, realizada a pesar de estar quemada y tal cual como en el plan interceptado, preñada de suposiciones imbéciles acerca de la disposición de los contrarios y - ya no lo descarto - atada a propósitos nada solemnes.

A esta altura del tiempo y a mis ancho actual de cintura y extensión de mi frente, tengo muy claro lo que representa que la institucionalidad afronte por fin los vacíos dejados en un caso como este. Se trata de deudas de decencia y credibilidad. El comportamiento de los responsables de la recuperación del edificio fue un espectáculo público más desacralizador que el de ver al jurado de tesis en piyama, lo poquito que se vio fue impresentable y la legalidad no puede posar de tal si ni siquiera se pronuncia. Por supuesto mentes inmaduras pasan por las conclusiones del informe soslayando el hecho notorio de que atribuye la primera responsabilidad al M19 y las comentan como si no hubiera tal alusión. Por ahí derecho pasan por alto que desaparecer personas es un delito gravísimo.

El comunicado de Holguín va a otro nivel. Aunque contesta a declaraciones del Presidente de la Corte de Suprema de Justicia, sus juicios acerca del caso chocan con el esfuerzo de empresas como la comisión. Desde que Uribe fusionó el Ministerio del Interior y el de Justicia, confundiendo las funciones de apología del gobierno con temas jurídicos más delicados (aunque el escudero inequívocamente es José Obdulio), la seriedad debida al tema de la justicia sufrió muchísimo. El exgobernador de la 'tierra de las oportunidades' juega con temas que sobrepasan su probidad y su talento. Primero rechaza, actitud eminentemente política pero de poco tacto jurídico. Luego cantinflea: "Es falso que [...] sea comparable [...]"; a continuación compara. Carente de la capacidad de abstracción de su jefe induce que las afirmaciones sobre la acción específica de la retoma se refieren en general a la acción. Finalmente pasa por alto una de las más graves faltas que llevó esta situación a donde está: la persecución individual de los "autores de acciones irregulares o ilegales" fue inhibida desde el principio con la manipulación de la escena por fuera del control de jueces de instrucción, cuando la institucionalidad toda desatendió tareas específicas para dar con la suerte de los desaparecidos y para establecer causas y circunstancias ciertas de la muerte de rehenes y guerrilleros capturados vivos.

La jaez del comunicado, con acento al tipo de apología del delito, deja también el sabor de que es una de esas salidas de las cuales se puede bajar el titular de la presidencia a según avancen las consecuencias.

miércoles, octubre 31, 2007

domingo, octubre 28, 2007

Ya metí el dedo

Acabo de volver de Corferias. La lluvia tenía medio diezmados a los promotores de candidaturas y recibí pocos volantes y no acepté dulces. De vuelta salí también por el Gran América para buscar la estación de Transmilenio del thentroadminiistrativoo diistrital y había unos taxistas con publicidad del número 11 de un partido con una letra volteada ofreciendo taxi gratis a Corferias "sin compromiso". Accedí sin dificultades ni demoras a la mesa que me correspondía y voté. Para alcalde en blanco, después de respirar hondo y pensar por última vez si le llevaba la contraria a Uribe. Para Concejo voté en negro, por un líder de las negritudes docentes a quien conozco y respeto (particularmente lo respaldo en su contradicción con el funcionario que le cortó la cara recientemente), ojalá quede.
A Ati, le castigo el engaño de la edad en la versión anterior. Le reconozco, eso sí, que ha preparado debates interesantes sobre el agua, lástima que solo valorados por consideraciones académicas, puesto que la política es otra cosa. Como posiblemente queda, estaré atento por lo menos por el contenido. La afluencia no me pareció copiosa y supongo que los aparatos interesados en las JAL han hecho lo suyo para que el protagonismo de la jornada no esté allá donde votamos los que no hemos inscrito la cédula. A propósito, vivo cerca a un punto triple de frontera entre localidades y siento que debería haber una especie de circunscripción de frontera o algo así, porque siento que la que me toca no atiende todo lo que me toca, por limitantes de jurisdicción, además de los intrínsecos de la figura.
Vamos a ver qué pasa. Con todo y que no me gusta Moreno, sería divertida una derrota para las insinuaciones de quien no solo compraría sino compró votos al por mayor con ofrecimientos tarifarios de gas en la costa, no cuestiona el apoyo que le dan personajes sub judice como Londoño, e insiste en que su gobierno es el primero que persigue a los paramilitares (que yo sepa, Barco fue el que los ilegalizó y denunció), quién sabe si por la presunta muerte de Carlos Castaño.

jueves, octubre 25, 2007

La artillería séptica

No es novedad ni motivo de sorpresa, pero el apremio de la jornada electoral del domingo y el crudo panorama que presentan las encuestas han hecho que vuelvan a salir a flote las más hondas expresiones de miseria política de los dueños de la ciudad. Me tiene sin cuidado el good will del señorito heredero de la Anapo y ya he dicho que mi voto no es para él. Pero no me gusta que la agenda sucia de emergencia o cualquiera otra de índole electoral se meta en mi correo electrónico como Spam. A esos mensajes que me viven ofreciendo tener un gran Ricardo simplemente los soslayo por motivaciones estadísticas. Pero que me perciban como mercado objetivo de cretinadas como la que envió una supuesta cuenta enrique.penalosa@jucastro.com es algo que ofende mi ego y mi inteligencia. Ya las alusiones a un libro que dice por allá en lo más recóndito que parece, que por ahí como que dijeron que de pronto (y lo dice hace varios meses y casualmente sale ahora) son merecedoras de la más lastimera de las lástimas.
Lo más patético de esa guerra sucia y desesperada es que se hace inútilmente. Los peñalosistas deberían saber que no tienen esperanza de sonsacarle votos a Moreno, que deben es buscar los propios. Ya el resto es sectarismo, pues no veo por qué Samu el [insertar adjetivo desobligante] tenga menos derecho a rebuznar sin pensar antes que el que tenga un ministro del despacho.
Finalmente, la raspa está de luto. Recuerdo que alguna vez un mechudo preparaba un homenaje a Andrés Caicedo (que era un mam biem irreverente, me entendés) transcribiendo la proclama aquella de que "no se trata de sufrir me tocó en esta vida sino de agúzate que te están velando". A mí, que me tocó escuchar RR y BC cantar "arrepiéntete que te están velando" y el Etude Révolutionaire del "sonido bestial" como fondo de un 'padrenuestro', me quedó claro que a la vuelta de tantos años Los Hispanos prevalecieron y el socarrón tono de Aicardi sonaba entonces más provocador y alternativo. En fin, un luctuoso "juey, juey, juey" y un rítmico "scsss, scsss, scsss" a su memoria.

martes, octubre 23, 2007

Más política

Llevo años sin ver con regularidad la televisión nacional, en parte por adicción a internet, en parte por aburrimiento. Prefiero ver un conteo de VH1 a aguantarme un debate del Congreso o concederle a algún badulaque de esos de los noticieros que me está informando, a pesar de su ignorancia.
Anoche vi CM&, con Yamid Amat quejándose de una tutela y luego con la noticia de Samuel Moreno y su pelada de cobre. La verdad, el incidente difícilmente cambia mi intención de voto, pues de antes no me mataba la propuesta del Polo ni las movidas políticas que se han hecho en la administración distrital a propósito de estas elecciones. Peñalosa nunca me ha caído bien y me divierte el frenesí que viven sus copartidarios ante la adversidad de las encuestas. Vinasco parece ser el menos fingido de todos pero es quien es. Y los otros dos pueden o no tener algo rescatable, pero - como dijo el gran ex columnista de El Espacio y director de CM& - no tienen posibilidades.
Al Concejo sí lo pensaré. Ya pasé por dejarme convencer a última hora (como cualquier incauto cursiconciente embufandado de gafas redondas, mochila maloliente a palosanto con patchoulí podrido, con el bolsillo lleno de programaciones de cineclubes de pornoarte y que a toda leve frustración del perverso eros la llama trauma) de reivindicar a la indiamenta de la Sierra y a su representante femenina, Ati Quigua, votando por la hijuemadre al Concejo; para que saliera con que no tenía la edad y su gran proyecto era cambiarle de nombre a la Avenida Jiménez por Huayna Cápac o Toro Sentado o quién sabe qué. Maj nunca (como se dice en la Nevada) vuelvo a hacer algo así. Esta vez voy por un macho, patguiagcal, occidental, rolo (vale enruanado), que no use manillas y no joda con la nomenclatura.
Bueno, como habrá política sé que las noches del fin de semana estarán medio jartas y posiblemente pase mucho tiempo bajo techo y vuelva a ver televisión. Me imagino que la pifia de anteanoche seguirá sonando y de eso tratarán los debates. Con razón Uribe no iba a esas vainas.

miércoles, octubre 17, 2007

Germán Espinosa

Se fue el destacado escritor colombiano Germán Espinosa, poseedor de un manuscrito de León de Greiff, cuyo facsímil muchas veces quisiera tener colgado en mis dominios. Detalle anodino que sin embargo me resulta difícil no recordar cuando escucho citar a este nuevo difunto.

jueves, octubre 11, 2007

Agenda

Caminaba hoy por el campus antes de anunciarse el desalojo y noté que los tropeleros de hoy traían a cuento también la imagen de Jaime Pardo Leal (además de la sigla inversa de la camiseta de la URSS y la dichosa efigie del militar que justificaba el reclutamiento a la fuerza de esclavos negros con la frase "no hay mejor manera de alcanzar la libertad que luchar por ella"). Sí, veinte años atrás fue asesinado el dirigente político de la Unión Patriótica, titular entonces del récord electoral de una tercera fuerza aspirante a la presidencia. La batalla campal que siguió a su entierro estuvo a punto de tornarse en un nuevo Bogotazo, reprimido por la providencia climatológica con chorros de agua.
De alguna manera tiene que ser loable que lo mencionen en medio de tanto olvido. Evidentemente las banderas de la UP que ondearon en su parada previa, al lado de la sigla del partido seudoclandestino y el 'movimiento' llamado a quemarse para inducir la clandestinidad del anterior; constituyen una declaración de insistencia en el reencauchado mito fundacional de la violencia fariana. El genocidio contra las expresiones no armadas se vuelve el certificado que autoriza a reeditar y escalar los desmanes. En varias paredes de la Universidad se transcribieron nombres de asesinados antiguos y recientes que justifican la perpetuidad de la insurrección. Un viejo recurso retórico de voceros de expresiones cercanas al PC, cuando eran increpados como 'mamertos' (moderados) por otras tendencias, era inventariar los muertos de su club, como prueba de consecuencia y entrega, con más derecho a llamarse 'mamuertos'. La muerte se sigue invocando como generadora de razón y acierto. Más allá del: "If you live each day as if it was your last, someday you'll most certainly be right" viene el: "tenía razón porque lo mataron".
Dos posturas lacónicas alternas a esa necrosublimación. Álvaro Leyva: "Si me matan no les vuelvo a hablar"; Eduardo Umaña Mendoza: "En este país si a uno no lo matan por algo terminan matándolo por nada". Hace unos años (1995) una gente pintaba una efigie de José Martí (con un efecto de perspectiva que les quedó como la greña canosa de Einstein) celebrando cien años del pensamiento martiano; yo les pregunté si fue que el tipo empezó a pensar después de muerto. Claro, los muertos no solo no muerden sino que no cambian de opinión ni rectifican a sus exégetas. Más de la mitad de las arrugas que tenía Darwin cuando viejito se las sacó desmintiendo a los darwinistas, Marx no comulgó con los marxistas y con seguridad - si le hubieran dado juego para escoger - Jesucristo no hubiera sido cristiano.
En fin, una empresa de muerte y sacrificio, que utiliza las propias pérdidas como fuente de legitimación y excusa, impone unas reglas de juego cargadas a favor de su arbitrariedad. Las falencias normales en mercadeo por parte de los responsables de la institucionalidad de la protesta afloraron esta semana como la fatalidad ya lo había dictado. Tras semanas de no atender las señales de la política interna del país ni de hechos externos que bien valen campañas de denuncia y solidaridad (la represión en Birmania, las revelaciones sobre Irak); para echarse encima la consuetudinaria obligación del tropel (pleno de costos, nulo en beneficios) por responder a une efeméride trillada y a un cronograma proyectado desde antes (marchas campesinas). Cuando deberían estar dándose el festín del año con la papaya que ha dado el gobierno esta semana y las recientes, con el partido de la U y su 'novedosa' idea de la segunda reelección.
A propósito, este asunto de Tasmania es la clase de pifia gubernamental que lo hace sentir a uno asfixiado entre el par de monólogos simultáneos de quienes llaman uribistas a quienes critican a las Farc y quienes rotulan como de las Farc a quienes no reconocen la divinidad ni la inmaculada concepción de Uribe. Nada más el 'comandante Ternura' saliendo con vainas como esta:

Que sea un motivo para anotar que la alusión a Restrepo no aparece en la edición virtual de El Tiempo y que en la versión impresa real, la de papel que llega todos los días a mi humilde rancho, dice:
Restrepo explicó que en ese momento pensó como siquiatra y consideró que el comportamiento de 'René' era como de paranoico. Por eso, dijo, no le informó a Uribe.
El Tiempo, jueves 11 de octubre de 2007, página 1-4.

Para rematarla, la columna de Fernando Londoño no es inferior en estolidez a lo que se espera de él. Un rosario de incoherencias como ese no conmueve la inercia militante ni activa su cacumen. En fin. Por lo menos algo bueno, les dieron el nobel de física a los de la magnetoresistencia.

¡Santos Fallos!

Condenaron a Santofimio Botero. El dicho de Popeye ha prevalecido.

martes, octubre 09, 2007

Parábola del guerrillero erótico

En aquel tiempo Ernesto hallábase haciendo el trabajo voluntario, cuando un fotógrafo se le acercó y le pidió que posara para tirarle una foto. Entonces el comandante le dijo: "mejor quítate la camisa y - cuando terminemos - me tiras la foto".

jueves, octubre 04, 2007

Evacua, rubia

Y los que saben más de arquitectura opinarán e ilustrarán al respecto. Yo, personalmente, destacaré de Salmona su monumento al frío (Archivo Nacional) y las escalinatas con la plaquita de "Propiedad Privada" por donde se pasa de la Macarena al Planetario, allí donde fui víctima de empellones sorpresa de 'amigos' del colegio, donde un cretino me lanzó a una fuente mi mochila con mi amado libro de geometría, donde no nos dejaron permanecer una noche de concierto a quienes teníamos escriturado el paradero de los del Camilo que esperábamos la 128A y donde alguna vez charlamos de nada con 'Cabro'. Bueno, y la sede del próximo UN Robot.

Hecho en el planeta Tierra

Alguien cercano a mí escuchaba recientemente los reclamos de los profesores de sociales de un colegio contra los programas de estímulo a la formación técnica. En algún espasmo de vehemencia terminaban reivindicando el 'humanismo', como el valor sacrificado en tales proyectos. Mi fuente les disparó una pregunta: "¿profesores, ustedes conocen algo más humanista que una lavadora?". Está visto que los moluscos no andan componiendo lieders, pero tampoco publican en Nature ni leen Popular Mechanics, ni escriben libros (de hecho un título que parece introducir las memorias de un cefalópodo lo hizo una de nuestra especie).
Ese cliché casi fascista que algunos han fabulado acerca de las ciencias 'exactas' (incluso la exactitud se la fetichizan), presentándolas como grises, planas, maléficas y yermas en materia de experiencias hedónicas o estéticas; pisotea con su torpeza miríadas de grandes y pequeños bellos gestos y momentos esenciales de nuestra experiencia humana.
Se celebra el aniversario 50 del Sputnik, el primer satélite artificial y uno de los grandes protagonistas de la fascinante aventura global del Año Geofísico Internacional, antecedente clave de lo que en una época se llamó la Revolución de las Ciencias de la Tierra, secuencia de sucesos después de la cual perdimos la inocencia acerca de la estabilidad del fondo oceánico y su contorno, se emprendieron los primeros esfuerzos exitosos por establecer correlaciones y causalidad entre los fenómenos de la tierra sólida, la líquida y la gaseosa y se hicieron ambiciosas aproximaciones al modelo de planeta en toda su escala, algo así como volver a descubrir su redondez y su tamaño a los ojos de la geología, la geofísica, la oceanografía y la meteorología.
Cartografiar el fondo del océano, explorar la composición de la atmósfera cada vez más alto, estallar grandes cargas para conocer mejor el subsuelo profundo, desarrollar redes sismológicas globales y otras tareas centrales del gran proyecto cambiaron la forma de pensar de mucha gente e impactaron la cultura y la economía.
Y sucesos como el del Sputnik generaron también acontecimientos cargados de estética y de magia:

La noche del Sputnik

Señor Director:

Qué emocionante la nota de Sergei, hijo de Nikita Kruschev (30-09-07). Es increíble que en Rusia no tuviera importancia el lanzamiento del primer satélite, mientras que aquí, en Usaquén, mi mamá nos levantó a medianoche para ver pasar el Sputnik. Yo tenía 5 años. La noche estaba clarísima; el cielo, estrellado, y el frío encartonaba la pijama y congelaba los pies. Esperamos un largo rato mirando hacia arriba. Yo tiritaba. Mi mamá decidió que saliéramos al potrero del frente para que los eucaliptos no taparan la visibilidad. Esperamos y esperamos temblando entre el húmedo pastizal a que pasara el satélite iluminado, pero salió la luna y aclaró la noche.

"Con tanta claridad no lo vamos a poder ver", nos explicó mamá. "Pero los rusos van a pintar la luna de rojo. No toda, claro, pero sí un pedazo para mostrar que ellos llegaron antes que los gringos", dijo mientras nos besaba y nos daba las buenas noches. Esa noche no pude dormir pensando en ese 'esputnic' que le daba vueltas a la Tierra, redondo y con antenas como chuzos, igual al erizo que habíamos visto en la playa de Cartagena.

Alexandra Samper

sábado, septiembre 29, 2007

Monseñor

Publica hoy El Tiempo, en sus 'Lecturas de Fin de Semana', una breve evocación de Monseñor Salcedo y presenta la experiencia de Radio Sutatenza como inspiración para el formidable encomio del OLPC. Me puse sentimental.

jueves, septiembre 27, 2007

Hi-yo Silver, pues papá!

Así no se puede. ¿Cómo así que cuarenta años sin ver cine? Eso suena a guión de película estúpida, tipo 'virgen a los cuarenta'. Que se ponga en esas el alcalde destituido de Cali, él tiene una justificación más que válida, pero el presidente sí que preocupa con esas abstinencias. Claro está que Sergio Gómez debería saber que lo de los tatuajes y la hija no lo conoce uno en las salas de cine sino al final de los noticieros. Estaría uno para ver completa Tomb Raider, cuyo videojuego pone a Lara Croft a caminar como si se tratara de un comercial de gynocanesten. A lo más se ve uno 'Hackers', se la repite y se la vuelve a ver, no por su validez cinematográfica sino por lo très jolie de cierta coprotagonista, puesta maliciosamente en tomas auténticamente morbosas pero irresistibles.
Volviendo a la confesión del principio, un mandatario contemporáneo que no haya visto 'Mr. & Mrs. Smith', 'Romancing the Stone', 'The Specialist' o 'Clear and Present Danger', puede carecer de información crucial acerca de Colombia. Mala política, Kemosabe.

lunes, septiembre 17, 2007

Jala jala

La palabreja la escuché por primera vez, con esa acepción, en medios proselitistas estudiantiles, por el lado izquierdoso. Al parecer se trataba usar el verbo jalar (que era más educado escribir halar) de una manera chicanera y refinada. Con el tiempo se lo escuché o leí a políticos de derechas, paramilitares y de un tiempo para acá a los que hablan de economía. Resulta que jalonar significa establecer jalones, plural de jalón, pero no la tercera derivada del desplazamiento con respecto al tiempo (el difamado "jerk"), ni el de acabar con Ufemia:


Se trata de la acepción de marca en el terreno, sinónimo de hito o del no recomendable en la costa mojón. Jalonar significa delimitar, acotar, casi que confinar. De allí que asumir que un sector al que le va bien "jalona" la economía equivale a aceptar que le limita las metas al resto, pienso yo.
Es uno más de esos casos patéticos en los cuales se van asociando palabras con otras por su semejanza fonética. En el medio de los fraguadores de código fuente es frecuente traducir sentences como sentencias, ya hace tiempo que está asimilado library como librería. Seguro juran que diner es dinero y rapist un defensor de la causa del RAP. De los argentinismos con cierto éxito reciente en nuestros arribistas locales, cambiar la talla del vestido por talle, que tiene que ver, pero ya había término para eso.

Precursores

Anda ya medio fuera de moda el tema, pero no sobra echarle una mirada.

jueves, septiembre 13, 2007

Capilaridad

Titular de El Tiempo, 2007-09-13
Toda una noticia, tratándose de un "cabeza rapada".

domingo, septiembre 02, 2007

Las secuelas del sismo

En la sección de humor de El Tiempo de hoy publicaron unas fotos de huecos de la ciudad a manera de charada del sismo que no ocurrió. De inmediato recordé un penoso incidente de los tempranos años noventa. El 18 de octubre de 1992 ocurrió el sismo de Murindó, causante de numerosos desastres en el Chocó. La periodistada de la jornada fue sin duda la de Juan Gossaín. En el volcán de lodo de Cacahual, en Urabá, el evento propició una salida rápida de material, incluidas burbujas de hidrocarburo, causando quemaduras a varios bañistas. El inefable comunicador habló de lava. En medios universitarios militantes el chiste era que eso tenía que ver con una consigna que decía: "mover cielo y tierra para defender la vida del presidente Gonzalo".
Resulta que durante los siguientes días unos vivos de la sección encargada de construcciones escolares de la Secretaría de Educación de Bogotá, decidieron aprovechar que el sismo se sintió por estos lados para atribuirle tejas rotas, grietas con pasto, paredes derrumbadas y otros signos de incompetencia profesional de sus funcionarios en edificaciones de escuelas, varias de ellas con menos de cuatro años de haber sido construidas. La selectividad del siniestro para afectar preciso escuelitas y nada más, daría para que el sin oficio del Bessel hubiera tenido que pedir unos tres siglos más de chance para encontrar semejantes modos tan exóticos de vibración. Los cimientos mal calculados, los inexistentes estudios geotécnicos, la negligencia para atender las quejas por deterioro; todo esto pasó súbitamente a ser culpa de un evento posterior. Antes no les prendieron candela a los colegios. Por supuesto la prensa apoyó la farsa y las soluciones se siguieron postergando. Yo estuve encima de los corresponsales que fueron a fotografiar una de las escuelas "damnificadas", quienes más atención hubieran puesto a un mosquito; las fotos se publicaron con el rollo prefabricado. Hoy lo recordé.

martes, agosto 28, 2007

¿Y tú dónde estabas?

A la hora del no terremoto de esta tarde estaba yo metido en el Auditorio León de Greiff, escuchando el foro que organizó APUN sobre la autonomía y la finaciación de las universidades. Las masas populares que - en medio de su genuina preocupación por el futuro de la Universidad - abarrotaban este mismo recinto hace apenas unas semanas, brillaron por su unánime ausencia. Me llamaron al celular a contarme del chisme radial sobre una presunta evacuación de la Universidad (fabulada por eltiempo.com) y sobre otras que sí ocurrieron (jardines del ICBF, colegios, Ecopetrol, el Hospital Militar, la Universidad de los Andes,...). No niego que si algún cerebrito colombiano descubre la forma de predecir una vaina como esas con semejante precisión, saco una bandera, me subo a un carro y me pongo a echar pito y a llorar de orgullo patrio (y de confort, por atenuación del miedo al caos). Pero se me hace tétrico que los encargados de coordinar evacuaciones, la gente de medios y los responsables institucionales de ciertas entidades compren semejante pega, trastornando la vida de media ciudad. Se agotaron los silbatos en tiendas y supermercados, hubo quien juró que tembló y hasta sintió a la parca respirándole en la nuca, hubo congestión telefónica y más de un medio radial contribuyó a difundir la especie irresponsable del año.
Habrá quien diga que sirvió de simulacro, pero la credibilidad de muchos profesionales quedó en entredicho. Para quien abrigue dudas al respecto, habrá un acervo desconectado de observaciones sobre el escarabajo que cojea veinte segundos antes, de las moscas alborotadas, de virajes de resistividad en arcillas (verificables solo con costosa instrumentación y con conocimientos idealmente perfectos del contexto tectónico local), o de patrones sugerentes en series de tiempo (con incertidumbres altísimas, además); pero no se puede predecir un terremoto como decir en tres horas pasa un huracán; Bogotá no tiene amenaza de tsunami, ni tenemos al Galeras al lado, como para que un reporte de sismicidad justifique semejante predicción tan disparatada. Que la masa actúe así es delicado, pero esperable. Esos mitos ubanos se propagan y se enriquecen en segundos. Como alguno que otro locutor habló de la manida profecía del cura Margallo, en un ratico ya atribuían el chisme original al programa del 'Padre Chucho' (¿será más bien que fue un cuáquero?). Pero que la gente responsable de manejar las crisis se preste a propagar el embuste es como para pedir cabezas.

domingo, agosto 26, 2007

Alberto Alava

Esta semana que pasó se cumplieron veinticinco años del asesinato del abogado nariñense y profesor de la Universidad Nacional, Alberto Alava Montenegro. Los sicarios que lo acribillaron en frente de su hogar, junto al campus, se presentaron como el MAS (Muerte a Secuestradores) y se refirieron a su víctima como "abogado de secuestradores". Se trataba de una de las primeras incursiones públicas del aparato paraestatal cuyo nacimiento oficial se asocia con la reacción de los narcos antioqueños al secuestro de Nieves Ochoa, hermana de los líderes de uno de los clanes más importantes del Cártel de Medellín. Alava llevaba entonces uno de los casos malditos de la tradición de los Derechos Humanos en Colombia, la desaparición forzada del llamado "Colectivo del 82", una célula armada, con importante participación estudiantil, que perpetró el monstruoso secuestro y homicidio de los hijos del narcotraficante Jader Álvarez, primer colombiano que - después de pagar condena por ese delito en Estados Unidos, producto de una extradición - retornó al país; donde el tema de la desaparición lo volvió a llamar a los juzgados y las habilidosas malas artes de su abogado defensor recrearon la impunidad del caso.
Alberto Alava fue un profesor emblemático de una época de la Universidad. Era el intelectual contestatario cuyas clases convocaban inmensa concurrencia, con cierto aire de solemnidad, como para entrar sin calzado los que llegaban tarde, pues el ruido no era bienvenido. Alava rondaba el margen izquierdo del espectro ideológico en su práctica como abogado y en sus posturas académicas. Era un radical y un provocador, a quien causaban urticaria la cartilla y la consigna simplista; no ahorraba vehemencia para apabullar a los cultores de la mediocridad y del nihilismo-excusa. Hoy, cuando los practicantes del proselitismo docente van por la fácil de no escoger las compañías, de abstenerse de sembrar dudas en aras de sumar inconciencia, de reencauchar letanías apuntaladas en falacias; hoy se siente más muerte la muerte de Alava y más infame su homicidio. Cada bravuconada de tarima, cada pirueta retórica de manipulación, cada aplauso a la degradación de la palabra y de la práctica, son el eco del trueno de ese veinte de agosto; los tiros sin gracia.

jueves, agosto 23, 2007

Seguridad

Hoy fueron abaleados dos profesores de Geología cuando volvían a la Universidad con parte de la plata en efectivo de un trabajo que planeaban hacer en la Alta Guajira. Fui un rato a la clínica para ponerme al tanto y ofrecer mi solidaridad, enterándome parcialmente de algunos detalles del robo violento y de la condición de salud de los dos. Ahora reviso la forma como se dio la noticia en El Tiempo y trato de masticar un poco lo que pasó.
En principio algo anda muy mal cuando las maraña de minucias legales del manejo de dineros públicos hace que sea un lío descuadrarse por dos pesos y convierta en peculado los sobrecostos de trasladar el dinero entre sucursales bancarias o ciudades; propiciando este tipo de riesgo. La no disponibilidad de sucursales en los municipios donde tendría lugar el trabajo también contribuyó a esa decisión.
Lo segundo es si se recurre o no a la figura de la escolta policial en caso de retiros grandes y si solo con solicitarla está disponible. Si se asumió la propia cuenta y riesgo, creo que este suceso es un motivo más que suficiente para no incurrir en semejante imprudencia. De todos modos, por las características del asalto y la capacidad de fuego de los asaltantes, posiblemente la típica escolta hubiera resultado insuficiente y sería la primera en caer abaleada.
El escenario del atraco fue una de las porterías vehículares cercanas a la Capilla de la Universidad, las cuales desde hace unos años son de uso exclusivo de vehículos, lo cual las torna más solitarias y refuerza la función de patio trasero que solían tener. Se sabe que los porteros de esos puestos exhiben armas cuando se trata de intimidar a alguien desarmado y en situaciones como estas, misteriosamente se comportan inermes. Hay que destacar que el entorno exterior de estas porterías es regularmente visitado por policías en operativos de control de motociclistas (el casco y el chaleco), que son sitios preferenciales de entrega de personas detenidas por los vigilantes dentro del Campus a la misma Policía y que la ausencia de esta institución en la escena del tiroteo fue bastante sincronizada.
Por lo demás, como ya entré en el terreno de la rabia que le da a uno con estas cosas de la inseguridad, me permito suponer que alguien uniformado y con rango sabe algo importante sobre quienes hicieron esto y para dónde cogieron. Esta no es la ciudad de hace diez años; hoy hay cámaras ocultas, redes de informantes, policía cívica (cuerpo de corte paramilitar que se arroga funciones de policía judicial y tiene la costumbre de llegar de primero a todo y ser omnipresente) y frecuencias abiertas especiales donde todo mundo se entera de todo.

viernes, agosto 17, 2007

Uy, camarada

"Las armas deben tener el monopolio del Estado"

Lucho Garzón

miércoles, agosto 08, 2007

Shakira impresionista

Shakira no es de mi gusto y ni siquiera por reafirmación de identidad nacional me esfuerzo por entender lo que dice después de "pero digo la verdad..." (ni me interesa saber qué clase de idiota se declara). Ya harto arduo ha sido entender el Morse de Joe Arroyo o el Wayúu-Mandarín de Leandro Díaz, pero esos por lo menos me gustan. Pero esta faceta no se la había visto.

martes, agosto 07, 2007

¿Cómo hace?

Digamos que, como dice ahí, instó, convocó, etc. Pero de ahí a que propicia,...

lunes, agosto 06, 2007

Carnaval vegetariano

Ayer fui un rato a las comparsas de la séptima con motivo del Carnaval de Bogotá. Salvo que mucha gente empleada se tomó este puente largo, las diferencias con lo que carnaval significa en mi añorada Quilla son de escala mayor. No quiero ponerme a especular sobre un tema al respecto del cual doctores tiene la Santa madre Etnología y además respeto ese saber. Sí quiero comentar la experiencia extraña de un espectáculo que arranca tarde, que se coordina en el terreno por una mescolanza de operarios de una firma privada de logística y coordinadores de "Misión Bogotá", programa que ha encontrado en los egresados de Ciencias Humanas de la Nacional una de las poblaciones vulnerables más entusiastas.

Mientras esperaba que arrancaran, vi los ensayos de una banda de guerra de esas de colegio. Vestían atuendos imitación hábitos de carmelitas y tocaban una de las clásicas con esas marimbas portátiles conocidas como liras:


También tocaban su particular versión del clásico tema de cabezote de una de mis favoritas:

Y les alcancé a escuchar un famoso cántico protestante gringo de esos que covereó Marcos Witt o alguno de esos. También presencié por un rato a la "ecléptica" (sic) Batería Universitaria, singular pero negada para la salsa en particular. En fin, no me sentí muy comprometido ni festivo ni próximo a perder la carne por cuarenta días ni transformado en fauno desbocado como para enmascararme. Fue tan solo un curioso domingo más, de Parque Nacional, algodón de azúcar, sol de lluvia y zanqueros y máscaras con una que otra camiseta de la campaña de algún candidato al Concejo. Pero tuvo sus pasajes bonitos.

miércoles, agosto 01, 2007

Capital planeta

Se había anunciado hace varias semanas que se buscaba un socio, se rumoreaba venta, hace nada se confirmó que Planeta fue la que ganó y hoy se formaliza un poco el anuncio: Planeta entra a ser el dueño del 55% de El Tiempo y el 40% de City TV.

El emisario

En los últimos días se meneó que el DAS afirma que la sensación de ataque que habría inspirado la masacre de los diputados secuestrados se originó en un error interno de coordinación por parte de las Farc, en una zona de su exclusivo dominio, en medio de las montañas de Nariño. Con todo y que lo manifestó el Das (ya conocido por el chiste del ratón, la incriminación ante el diario El Espacio de toda una familia por su supuesta responsabilidad en un horrible secuestro con homicidio - por allá en el 88 y con la posterior absolución sin rectificación ni nada -, la detención de un barbudo a raíz del 11 de septiembre de 2001, la sindicación por trata de blancas a una pareja basándose en fotos de su intimidad y otras monstruosas dasosidades), no hay que descartarlo tan pronto.
En círculos y otras topologías cerradas del medio izquierdista ha sido noticia esta semana la entrevista de Anncol a Raúl Reyes, cara representativa de la arrogancia fariana y su ostensible manía de erigir excusas sobre cimientos hechos de babas. Además de las convencionales versiones contrarias a los partes de guerra enemigos, se destaca para mí una lánguida explicación del tema del reclutamiento forzado de menores. Comparado con esa floja respuesta era preferible callar, como cuando se dejó corchar de una periodista a propósito de la inscripción U.S. Army en su uniforme guerrillero. Para ese tema (y otros) no hay justificación válida y no había respuesta correcta. En este caso se trata de una autocorchada, pues la entrevista la hace la agencia de propaganda y por supuesto se trata de un sainete de interrogatorio y tirada de línea.
La entrevista se divulga en un momento difícil y no da luces para la salida humana a temas como el acuerdo humanitario, especie deseada en la agenda práctica, pero que no me inspira ninguna simpatía en materia de avance a la resolución civilizada de nuestra gran excusa nacional. Hoy se ha armado gran parafernalia alrededor del arribo del persistente profesor Gustavo Moncayo a los dominios presentes y futuros del Transmilenio (NQS y 26). En planteles educativos del distrito se repartieron camisetas hablando del dichoso acuerdo y con los logos de 'sin indiferencia' de la administración distrital. Además de tanto despliegue de lagartería, se destaca la impotencia terrible que acompaña una epopeya como esa. La perorata de Reyes ni menciona la discusión.

Agosto

Agosto anticipó sus famosos vientos hace un par de semanas, haciéndonos vivir a los bogotícolas varias de las noches más frías del año. Esta noche recorría un par de blogs y miré, a propósito del triunfo colombiano en la montaña del Tour, la alusión al popular producto cuyo precio fue en una época auténtico indicador del costo de la vida y la estabilidad política del país: la panela. La coyuntura energética mundial y la fuerza de los cañicultores colombianos a la hora de posicionar su producto en el renglón de los biocombustibles han encarecido el ingrediente de mi más amado brebaje. Lo acabo de vivir cuando fui a una cigarrería cercana y me topé con el formato de la panela de 700, como la sección transversal de la normalita de antes pero de espesor rebajado.
Hace tan solo diez años, vi manifestaciones de paneleros, regalando la panela en el centro de Bogotá para divulgar su dura crisis. Hoy, agotada la ración de esas que vienen en tableticas como de chocolate, he salido a la clásica misión de comprar una en una tienda, para afrontar este tiempo de viento helado. La medida intuitiva que hace tiempo me habitué a utilizar, esperando a que el aroma informe que ya esta lista y luego la mística deglución. No le echo nada más, salvo limón cuando hay gripa de por medio. La agüepanela preside mis cada vez más esporádicos encuentros con una comadre distante (709.74 Km), nada aficionada al dulce, pero flexible al respecto cuando de estas visitas se trata. Con ese sabor y ese calor abrazándome y abrasándome el tórax he escrito esta entrada.

martes, julio 31, 2007

Las jóvenes promesas

Se ha muerto el mozalbete Michelangelo Antonioni, ayer lo antecedió el mocoso Ingmar Berman. No he sido cinero, ni ratón de cinemateca del llamado cine arte (en el cine comercial he visto producciones memorables que trivializan esa distinción), pero siento especial debilidad por ciertos clásicos. Este mes se llevó a varios grandes en muy pocos días. Recuerdo cómo hace diez años bromeábamos con un amigo (a quien por cierto le cae gordísimo Antonioni) sobre el ambiente apocalíptico que inspiran ciertas muertes de famosos en racimo. Me inquieta mucho, a mí que nací tan en el siglo anterior y por mucho tiempo tuve como 'el pasado' al XIX, cuántos de esos íconos avanzarán siquiera un par de décadas del presente. Auguste Renoir sobrevivió a la Gran Guerra (no sé qué tan en rango de tiro pudo haber estado pero murió después), Lord Kelvin mordió la primera década del siglo, el gran Lorentz (quien ya era físico cuando Maxwell no se había muerto) se sentó en la mítica foto de Solvay en 1927. Kropotkin aguantó dos décadas del XX y publicó su Mutual Aid en 1902 (que como muchos de los títulos de mi interés, de tiempos Gouldianos, la Luis Ángel lo tiene fuera de Bogotá, muy probablemente en Pasto). Esa gente que pudo vivir dos o tres mundos tan contrastantes, teniendo alguna relevancia en más de uno, me parece apasionante. De mi búsqueda veloz para esta entrada, no puedo dejar de nombrar a una leyenda viva, Claude Lévi-Strauss, quien ya va para 99 años de edad; de los generadores de teorías sociales a los que nada se les cayó por saber algo de química o geología.

sábado, julio 28, 2007

Así es

De nuevo suscribo la postura de una columna de Luis Noé Ochoa.

viernes, julio 27, 2007

Bloqueo

Con todo y los costos y la arbitrariedad acumulada, tiene que ser positivo que los taxistas se pronuncien a favor de la vida.

miércoles, julio 25, 2007

Más renuncias

Antanas ha dicho que gracias pero no. Lástima porque volvía interesante la contienda. Andrés Peñate, ex Viceministro de Defensa y Director del DAS, ha presentado renuncia irrevocable argumentando que otra gente le ha ofrecido el sueldo que necesita.

Desconcertante

Aunque se ha vuelto costumbre desde hce unos años que los escándalos de dopaje muevan la clasificación del Tour, no deja de sorprender lo que acaba de ocurrir con Rasmussen. A menos que algo le impida terminar la prueba, Soler es el mejor escalador de esta versión del Tour. Muy accidentado este tramo final.

Quién te quiere

Tenaz el cuadro de la sesión de las víctimas en el Senado. El Tiempo tiene la lista de los que se quedaron. Al parecer el Congreso atendió a la recomendación de no equiparar víctimas con victimarios, solo que peló el cobre con sus preferencias.

Pois

La camiseta de mejor escalador ya no es prestada. Mauricio Soler ha quedado quinto en una etapa dura, con una actuación que también le mereció la camiseta de la combatividad. Aunque pareció que su rezago ante el grupo de los cuatro (Rasmussen, Leipheimer, Contador y Evans) representaba resignación al agotamiento, los últimos cinco kilómetros avanzó desechando el peso del pelotón y cazando a Sastre con un paso aguerrido que manda a la alcantarilla la supuesta falta de actitud que algunos le atribuyeron.

Numéricamente y por sobradas condiciones ciclísticas, solo Rasmussen lo puede desbancar de ese primer lugar. Soler tiene que lucirse con ese premio de tercera que queda y resistir a las agresivas etapas que siguen. Quienes han seguido de cerca su carrera dan fe de su carácter aguerrido y esperan que no se funda. Eso espero yo también.


martes, julio 24, 2007

De mil, Una

Comentó Antanas Mockus la semana pasada que la probabilidad de lanzarse como candidato era de una en mil. Hoy le suena la propuesta de la U. Si se lanza, mis predicciones sobre la inevitable victoria de Peñalosa ya no están tan claras y el Polo verá puesta en evidencia, de manera más contundente, la pequeñez por la cual apostó. Interesante.

domingo, julio 22, 2007

Más de las masas

Con todo y lo que ya he dicho también asistó a actos multitudinarios. Por tres etiquetas y veinte mil pesos asistí al concierto de Gwen Stefani. Las restricciones a la entrada de ciertos objetos metálicos se veían exóticas entre tanta beautiful people y tanta bad girl. Una curiosidad fue la manifestación contra coca cola, en ningún momento abucheada o descalificada o reprimida (al menos mientras yo vi e hice cola). Las campañas de veto al consumo de la macabra bebida han tenido poco impacto en las ventas y no deja de ser curioso para un observador externo que un sindicato promueva el descrédito del producto de una empresa a la cual no renuncia. Sin trivializar el tema de los homicidios de sindicalistas ni las fórmulas utilizadas en el cambio de concesionario; pienso que esa sigue siendo una idea dura de vender.
De todas maneras el cuadro era extraño. A fe que muchos recibieron y leyeron interesados el volante y nadie los interpeló. Igual, el ambiente de indiferencia fue contundente sin ser grosero.

Pirineos

Soler cayó ayer cinco puestos en la general y hoy ascendió diez. Ahora es segundo en novatos y queda máscerca de asegurarse el título de la montaña, cuya camiseta no ha dejado de vestir en estos días (realmente la clasificación de escaladores la lidera Rasmussen). Me alegra muchísimo.

Mal de muchos

Cuando Rius era izquierdista, definió en su "Pequeño Rius Ilustrado":
Chusma: Se dice cuando el antepasado de quien escribe no estaba en el grupo.
La simpatía por las masas es sin duda interesada y circunstancial. Es fácil caer en el encantamiento de las multitudes y a todos nos ha tocado vivir la decepción de sus caprichos. Inevitablemente, se vuelve sobre el dictamen de las mayorías como fuente de razón o de autoridad; en general nos gusta pensar que lo bueno y conveniente es aceptado por la mayoría. Nuestro sistema político se fundamenta en el sufragio para ciertos cargos claves del poder ejecutivo y legislativo; mientras que la cúpula del judicial recurre a otro método electoral, pero con el pequeño universo de los parlamentarios.
El dilema a veces no es tan fácil de resolver, pero creo que estoy del lado de aceptar que, en las cosas públicas, es preferible arriesgarse a que la mayoría se equivoque a que ciertas minorías persistan en imponer sus luces. Por supuesto que nuestra idea de lo público y sus dominios es precaria en esta sociedad. Un humedal recluido en los predios de un club privado es sin duda una usurpación de un bien público, pero se pone uno a pensar seriamente qué sería del mismo al someterlo al régimen de la propiedad de nadie (que es lo noción de público que tienen muchos, especialmente los más dañinos). La verdad a mí se me aparecen imágenes nefandas.
Diagnósticos clínicos, decisiones de ingeniería, estudios de impacto, procedimientos judiciales y muchísimas decisiones críticas no descansan en el voto universal sino en consideraciones de experticia (o algunas menos racionales a veces). La administración pública tiene facetas que aparentemente tienen que ser resueltas por especialistas acreditados académicamente pero resultan mejor manejadas por quienes actúan pensando en la aceptación general; pero no siempre. Y en las excepciones hay casos realmente vitales.
Con la reciente debacle del llamado movimiento triestamentario; de la asamblea que decretaba cierres forzados de facultades y dirigía marchas y otras acciones de protesta a propósito del Plan de Desarrollo del segundo gobierno de Uribe; me encontré con ciertos viejos rasgos de esa política improvisada. La recta final de la legislatura preveía que esas eran las fechas indicadaspara generar hechos noticiosos para una presión política adicional a la que se daba dentro del Capitolio. Como muchas de esas gestas legislativas, una cosa es lo que se les dice a las masas congregadas en la Plaza de Bolívar y otra la que se juega en los pasillos aledaños al hemiciclo. Allí la consigna que manda es "yo te rasco la espalda y tú me rascas la espalda". Micos, componendas y otros juntaron las voluntades de polistas y uribistas. Los funcionarios de la protesta en la Universidad Nacional recurrieron a la fórmula efectista y arriesgada de los bloqueos. Al impedir por la fuerza la realización de las actividades académicas lograban dos cosas: una audiencia que de otra manera no podrían convocar (la multitud agolpada a la entrada del edificio) y la asistencia a su asamblea grande y a sus tareas por parte de quienes la condicionana no estar faltando a obligaciones académicas. En uno de los puntos más delirantes de su aventura, llamaron novedoso a este método. Que unos muchachos recién llegados al debate universitario se pretendan inventores del agua tibia en papeletas es normal y esperable; pero que viejos sindicalistas y profesores salgan con eso es una declaración de languidez.
Como el cuerpo directivo de la Universidad se encontraba en labores de cabildeo, buscando que los congresistas eliminaran el artículo que imponía el pago total de la obligación del pasivo pensional por parte de las universidades estatales del orden nacional; no hubo enfrentamiento inicial con ese movimiento. Salvo un incidente previo a los exámenes de admisión de pregrado, cuando se temía que la persistencia en bloqueos y la sacada recurrente de pupitres de sus lugares diera al traste con la jornada, no se intimó a los paristas a que abandonaran sus prácticas aunque se los invitó a pensar en ello. Ese momento me recuerda un primer elemento político de la situación. Los directivos llevaban meses lidiando con el Ministerio de Hacienda y el de Educación a propósito del tema. Las dificultades para pagar un par de mesadas de 2006 y el cambio de condiciones jurídicas para exigir lo que no fue tan difícil hasta 2005 hicieron que el tema se convirtiera en la preocupación central de la actual administración. A mediados del primer semestre renuncian los vicerrectores y otros funcionarios oponiéndose a la determinación de costear el déficit presupuestal para 2007 con ingresos propios bajo responsabilidad de cada sede. Al comenzar el proceso del debate al PND fueron numerosas las reuniones conparlamentarios y las acciones conjuntas con otros rectores. En todo ese tiempo la organización sindical que más protagonismo asumió no adelantó gran cosa en informar y cualificar sobre este tema. Sus denuncias hablaban de la presunta declaración de las universidades como zonas de orden público y otros temas más rigurosamente gremiales. La marcha que convocaron para el 18 de abril, con firma genérica, anunciaba el paro de comienzos de mayo pero solo trataba de lo que llaman "crisis humanitaria" y criminalización del comunidad universitaria. Ya iniciado el paro, cuando el Vicerrector de Sede explicaba la conducta de las directivas e invitaba a coordinar esfuerzos por una causa común, esa dirigencia sindical insistió en diferenciarse, en declarar que su movimiento surgió sin pedirles permiso a las directivas y que seguirían así no se permitiera el ingreso a la Universidad. El pasivo pensional, problema real, es una excusa para los políticos y ese tipo de gestos es una expresión de su mentalidad.
La versión definitiva presentada al Presidente para sanción cambió el artículo de la responsabilidad total para las universidades por una fórmula de concurrencia a definir. La espera a los pasos siguientes del problema legislativo y jurídico cambiaba el ritmo del movimiento pero la agenda de la agitación tenía ya programados nuevos eventos el 23 de mayo y la dirigencia inercial optó por persistir en sus bloqueos y su intransigencia. La Ciudad Universitaria mantuvo sola entonces. Por las mañanas cierta cantidad de gente llegaba a ver si se vislumbraba el fin del paro y aun a sentarse en el auditorio a escuchar o participar (si la dejaban). En un par de ocasiones las directivas ordenaron desalojos de los campamentistas para poder reanudar clases en la semana siguiente; anuncio ante el cual la asistencia al campus volvía a crecer, pero los bloqueos daban al traste con ella, conformándose con llenar un salón cuya capacidad es bien limitada, comprando su propia ficción de mayoría.
Cuando la rectoría buscó aval de las mayorías mediante la consulta electrónica (método controversial, desde luego), la respuesta fue más contundente que las elecciones de representante estudiantil al Consejo Superior. La dirigencia del paro quiso especular sobre conductas fraudulentas y aun arrogarse haber conseguido la abstención de la mayoría (participó la tercera parte de la comunidad convocada, a pesar de que la mayoría de las terminales para estudiantes no tenía libre acceso por culpa del bloqueo; el mensaje fue claro y contundente). Al insistir una vez más en sus bloqueos, la dirigencia enquistada del paro tiró por la borda su convocatoria. Las directivas anticiparon vacaciones estudiantiles para salvaguardar el cumplimiento de compromisos de fecha inmodificable (cursos intenacionales, escuelas de verano, etc.) y la tozudez parista se estrelló con su tamaño real. ¿Por qué un movimiento supuestamente tan masivo, se resquebrajó de un solo golpe por unas vacaciones? Es obvio que la audiencia tenía incertidumbre y al resolverse esta no tuvo más que escucharles a los directivos de Sintraunal. La mayoría bien podía querer marchar, pintarse la cara, aguantar frío en el campus; pero sobre todo iba a estar enterada del cronograma. La primera marcha en vacaciones fue dolorosa para los bloqueístas. No es lo mismo resistir tres o más horas de perorata en el confort del Auditorio León de Greiff, con la amplificación del mismo, con las sillas acolchadas, con empleadas encargadas de recoger las envolturas de alimentos y las colillas que los defensores dejaban allí todos los días; a someterse al azar de los elementos, el viento, la lluvia, el piso duro, que mi mamá no me da plata para los pasajes porque estoy en vacaciones... No es lo mismo pescar entre la multitud que vuelve a clase que tener que convocarla casa por casa, en todas las localidades, ciudades, pueblitos, hoteles, blanearios, etc.
Allí comienzan los juicios. El problema son las directivas y el sector sindical se enrancha en que toca conseguir su renuncia; gesto irrelevante en la gestión a propósito del pasivo pero triunfo político de su grupo de llegar a darse. Tras tantas semanas de contar con las facilidades de la Universidad para la reunión y comunicación, el movimiento se da cuenta que no se cualificó, que no tejió redes estables, que no diversificó audiencias ni alianzas. Durante las vacaciones anticipadas avanza nada y pretende recuperar bríos al volver. Aunque el auditorio se llena, como ya comenté, es evidente que el hechizo se ha roto. El romance con las masas llega a su fin. Algunos tratan de adornar con donaire el despecho:
Yo No Me Sentaría En Tu Mesa
by Fabulosos Cadillacs
Por más que quieras sacarnos de nuestro lugar
y pienses que solo somos un puñado de idiotas
no no podras quitarnos lo que hicimos ya
ahora somos más hermanos que antes
Ya no podras mirarnos a los ojos más
nosotros somos amigos, vos que solo estás
por más que quieras tapar toda nuestra voz,
nunca podras callar esta canción
(oh . . . oh . . . oh . . . )

Y si después no crees lo que te estoy diciendo
mira mis pies bailando al son de este ritmo
voy a vestirme de traje aunque me vea mal
voy a saltar toda la noche sin parar de silvar
está lloviendo pero yo no voy a mojar
mis amigos me cubren cuando voy a llorar
por más que quieras tapar toda nuestra voz
nunca podras callar esta canción.
(oh . . . oh . . . oh . . .)
Tomado de aquí.
Otros son menos dulces y otros deciden conmemorar la Fiesta de la Virgen del Carmen con lanzamiento de petos y la descalificación del nuevo curso de los acontecimientos. Ayer se glorificó (y aun se exageró) a la multitud, hoy se la condena.
Con el tiempo yo tuve mi distancia con la retribución hedónica de la liturgia de multitudes. No es de mi naturaleza gozar de lo homogéneo, de lo sospechosamente unánime. Admiro, desde luego, ciertos aportes estéticos ligados a la disciplina y el gregarismo, como este:

Tampoco todo lo masivo que no me gusta es homogéno. Una vez que, como etnógrafo de fin de semana, intenté analizar in situ un ritual religioso de los Bethesda huí sigilosamente después de controlar mi pánico en medio de una especie de clímax o trance colectivo en el cual cada uno de los participantes hacía su propio performance. Unos lloraban, otros brincaban o se tiraban al piso o se quedaban rígidos y la combinanción de rollos particulares, caótica, era bien espeluznante. Amo sentarme en más de una campiña a gozar de los ruidos de insectos, batracios, aves o micos sin partitura ni director; pero ese happening de los "hermanos" no me inspira paz.
Mi conflicto adolescente con ciertos apologistas a ultranza de los métodos del paro que pasó tal vez tiene que ver con un viejo dejo de una militancia olvidada. Está ligado a una vivencia llena de contradicciones, muchas de ellas harto edificantes, inquietantes, apasionantes. Era la experiencia del disenso persistente pero dinámico, orgulloso de su inteligencia. No concluía como las epopeyas esas de "el plesidente mau guio a las masas hacia su felicidad". No trataba de aniquilar ni doblegar ejércitos sino de desarrollar controversias, elevarlas y a veces desecharlas por otras más pertinentes. Con el contradictor se establecía esa experiencia, a veces al punto del rencor pero con un gozo tal por la diferencia que se abominaba la fórmula de la eliminación física. Así fueron duros golpes a esa Universidad el homicidio de Jesús Bejarano y el de Alberto Alava; con balas de diferente bandera pero de jaez semejante, idéntica.
A diferencia de la bulla litúrgica, el debate racional, el preparado y comprometido, dispone inteligentemente de las disonancias; induce dudas, incita razonamientos. Es el cromatismo de la Universidad que defendí entonces y defiendo ahora. Es la posibilidad de escuchar a quien me diga lo que creo que no quiero oír, que me rete a pensar. Son un montón de profesores con quienes pude discutir. Menciono un par de los que ya no están: José Granés y Fabio Chaparro; personas que me enseñaron en medio del disenso. Esas prácticas discursivas que pretenden hallar la coherencia en la satanización del adversario y en la homogenización de las voces, han generado personajes lánguidos y dañinos. Recuerdo una frase de cierta facción maoísta puesta en las paredes: "repudiar a las autoridades académicas que desprecian las masas". La parte chistosa era imaginarse cuántos machetazos heurísticos, cuántas consideraciones de cifras significativas, cuántos modelos físicos peligraban con esa advertencia. La parte jarta fue cuando alguno de sus seguidores compró el cuento de que esa contradicción se resolvía a los golpes y la emprendió a puntapiés contra Antanas Mockus tirado en el piso.
Manejar de manera efectista una multitud, con tonadas fáciles y sin discusión es una técnica sencilla; casi que la ejecuta un mono entrenado:

Investigar, pensar, proponer y comprometerse son cosas de más largo aliento y exigen trabajo y seriedad

viernes, julio 20, 2007

Fontanarrosa

Lo conocí por "Boogie el Aceitoso", en las "Aventuras" de El Tiempo y por sus caricaturas de política en una cosa llamada "Diario 5 p.m.". Siempre me intrigó cómo caricaturistas contestatarios, como tan tirados a la izquierda como él o su amigo Quino o como el venezolano Pedro León Zapata, aparecían en diarios de derechas con tanto éxito. En una Feria del Libro de Bogotá, a fines de los 80, le pedí el único autógrafo que he pedido a alguien en mi vida. Irritado por andar en ese plan, nada cálido pero amable, me dibujó un perrito y firmo la dedicatoria; ya cansado de dibujar Boogies o de corregir a quienes le pedían algo bien gaucho (como sinónimo de argentino): "criosho".
Nunca olvidaré cuando Jairo, una especie de clon de Pablo Escobar, quiso contratar a Boogie. Terminó por insistirle que ellos preferían una tumba en Colombia a una cárcel en los Estados Unidos. Booggie respondió que él prefería una cerveza helada en Nueva York a una tumba en Colombia. Dos años después de ese furtivo encuentro bibliófilo, el Negro Fontanarrosa iba a mi Universidad como ponente en un curioso evento de los tiempos del "fin de la historia": el "Seminario Internacional Socialismo: Realidad, Vigencia, Utopía".
Policía:¿Por qué está ahí?
Suicida: Mi novia me dejó.
Policía: Igual, lo pudo haber dejado en otra parte.
Sin duda, el principal atractivo de las caricaturas de Fontanarrosa era el humor negro, el tono acerbo que les puso a tantos temas sensibles y pesados. Dentro de lo poquito que llegaba por estas tierras, había cierto chance de conocer su trabajo, un poco más que el de Caloi o de Zapata, cultores de ese mismo oscuro arte mayor.
"Si necesitaban alguien que pensara, hubieran contratado a Marcuse" Boogie
Acceder a comprar sus libros fue bien difícil. Los poquitos a los que tengo acceso fácil, surgieron de ferias del libro del Santander o promociones marginales. Muchas cosas las leí a cuentagotas en la Luis Ángel o en subrepticias hojeadas en la Librería Nacional, cuando no estaban encondonados en celofán y mientras no me ponía en evidencia mi carcajada por la afirmación de que Homero cantaba en Braille o algo por el estilo. Así, por los laditos, accedí también a algunos de sus cuentos, comentados por uno de sus amigos en una contraportada con la paráfrasis de una vieja caricatura suya:
- Este jugador me recuerda a Paolo Rossi.
- ¿Juega como Paolo Rossi?
- No, cada vez que lo veo me digo si lo tuvieramos a Paolo Rossi y no a este tronco.
Su forma de tratar el fútbol como tema humorístico contagia la solemnidad de quien se toma en serio ese asunto. Poco antes de un partido de eliminatoria en Barranquilla, escribió una columna para El tiempo, en la que explicaba que el verdadero hincha va a todos los partidos y que por eso el no consideraba al Che Guevara hincha de Rosario; que de haberlo sido no se hubiera ido a Cuba.
Ayer, 19 de julio de 2007, se fue. Simplificó a sus editores la tarea de compilar sus obras completas, dándoles un corte. Roberto Fontanarrosa fue un protagonista central de la conformación del mundo que aprendí a ver entre viñetas, cuentos y conversaciones pesadas. Loor a su legado.

martes, julio 17, 2007

Etapa

Un solitario guerrero de Ramiriquí ha abatido hoy la novena etapa del Tour, ubicándose de segundo en la montaña y tercero en novatos. Ningún medio nacional transmitió en directo este triunfo, justo cuando acabamos de salir de uno de esos grandes despilfarros de dólar por hora -tronco con la Selección Colombia en la Copa América. La imagen del coraje, la persistencia, el honor y la lucha a pesar de la adversidad parece no gustar a los anunicantes del mundo del deporte en nuestro país.
Hoy yo celebro, porque esas pruebas son muy duras y no descuella cualquiera.

jueves, julio 12, 2007

Válido

Se ha pronunciado el Fiscal General sobre las barras laudatorias que acompañan las versiones libres de los paramilitares presos. Tras años de apología pública del supuesto carácter autodefensivo de masacres, desplazamientos forzados, desapariciones forzosas, pillaje, secuestros, torturas, narcotráfico, homicidios selectivos, cohechos, constreñimientos al sufragante, reclutamientos de menores, profanaciones de cadáveres, perfidias, falsedades documentales, injurias, calumnias y otras hazañas, tipificadas o no, vuelve a mencionarse la figura de la apología del delito como existente en nuestra legislación penal.
El futuro de tales procesos es incierto, su mismo desarrollo político será incómodo, de darse. Cuántos trucos retóricos o encogidas cínicas de hombros se han visto cuando el corazoncito quiere defender las masacres buenas y condenar las malas. Además el alcance de la figura es bien pobre, pues ni de riesgos tocaría demostraciones de Capitolio como las que se vieron hace no mucho. De todos modos es necesario que se afronte el impacto que tienen estas modalidades de expresión, espontáneas o pagas, en la posibilidad de inventarse un escenario de ejercicio civilizado de la política para los años venideros.

miércoles, julio 11, 2007

Eso es ser de malas

Una de las determinaciones de la asamblea de ayer es marchar mañana al centro y preciso se muere López Michelsen y en el Capitolio lo estarán velando. Los astros.

¡Vaya!

La verdad andaba como pesimista al respecto de los acontecimientos de ayer al volver de vacaciones. Me aguanté toda la asamblea, excepto la fórmula litúrgica del video unilateral realizado por los paristas (1,2,3), porque ya lo había visto. El Auditorio estaba colmado, accedí por las gradas de más arriba y milagrosamante conseguí silla desocupada en buen estado (al lado de una inutilizable por exceso de defensa).

alojamiento cortesía de photobucket.com

Primero intervino el representante estudiantil al Superior, quien sugirió doblez y promesas incumplidas de parte del rector, reclamando también por la condición mayoritaria del gobierno en el Superior: la Ministra, o en su reemplazo el Viceministro cuya integridad personal le resulta irrelevante al "movimiento"; dos representantes del presidente, Paulo Orozco - veterano docente de física de la Nacional, egresado de la misma y de probado compromiso con la institución - y Jorge Orlando Melo, egresado de la Nacional, en donde también ha desempeñado la docencia; Carl Langebaeck, representante por el CESU y profesor de los Andes aunque nada ajeno a la Nacional; Ignacio Mantilla, representante del Consejo Académico y docente de larga carrera, además de decano de Ciencias; Víctor Moncayo, representante de los ex rectores, paleo samperista y polista al uso; Orlando Acosta, representante de profesores, razonero político de Jorge Robledo, y - para completar 8 - Arturo Olarte, representante estudiantil, nombrado a dedo por su organización política para representarla a partir de una consulta electrónica como la considerada ilegítima por el "movimiento", solo que con libre (aunque menor) participación de la comunidad universitaria (sin bloqueos de edificios donde se encuentran los computadores).

Luego intervino el benemérito representante de profesores al Consejo de Sede, J.J. Yunis, para informar que los profesores aun no se habían reunido; seguido del histórico y solitario líder de ASPU, quien objetó el contenido del comunicado más reciente del Rector, por considerar sus cifras de difícil comprensión y luego posó de astuto al ridiculizar la afirmación de que el pasivo estaría saneado hacia 2040, por estar entonces ya muertos los pensionados. ¿Preferirán Pedro y El Pasquín que se sanee en menos de diez años a costa de la liquidación de la institución? Comentó también la situación de calendario de otras universidades.

Luego vino "su majestad", "El Rey", a enfocar su cizaña contra los directivos, a descalificar la respuesta que le dieron a una carta de su sindicato por cartelera (pública) y no en su real cámara. Reclamó por la blanqueada de murales en la plaza (falta gravísima, pecado mortal), por el allanamiento ordenado - según su real majestad - por el Vicerrector de Sede (ahora le atribuyó facultades de autoridad judicial, esos son nuestros líderes); por la visita del Ministerio de Protección Social para verificar cese de actividades (ahí sí nada de retroceder nunca, rendirse jamás) y remató con su exigencia de destituir funcionarios. Era de esperarse que alguien tan habituado a proteger la estabilidad laboral de responsables de faltas graves, decida exigir la destitución de quienes no besan el suelo donde pisan sus reales pantuflos. En varios lugares del campus, el aerosol vinotinto, distintivo de los áulicos del Rey, llama al Rector lacayo del régimen paraco y le demanda: "fuera de la UN y del mundo entero". "Mandar al otro mundo" es matar, Juan Carlos, mejor bájele y ordene a sus incondicionales gregarios que le bajen.

Después habló una de las miembras participantes de la "Comisión de acercamiento", quien explicó los alcances de esa comisión de manera atropellada y urgida por darles paso a los informes por facultades. Salvo Ciencias, se escucharon varios informes con conclusiones más o menos semejantes, mantener el movimiento combinado con la finalización del semestre. Derecho exigió restitución total de horas y transformación de los contenidos de las asignaturas para que traten de la problemática. Ellos dicen que allá se puede, claro, qué tal modelar a los pensionados como fermiones o hacer un balance de materia... jurídica en Ingeniería Química. Una chica de artes dijo que dejaron de tocar sus obras por dos meses y medio; si era música, me preocupa que los estudiantes no tengan su propio instrumento y abandonen su práctica por períodos tan largos. Por Ingeniería, el representante al Directivo (tal vez lo recuerden por confundir CID con CEIF) denunció el avance de la reforma académica y las presuntas incongruencias de lo dicho por el Rector ante ese Consejo; luego de lo cual fue interpelado por Yunis, quien insistió en que la de ahora no es la misma que hundieron entre 2005 y 2006. De las intervenciones sueltas se destacó por lo larga la de cierto profesor de Diseño Gráfico, quien habló de esperar la vuelta de vacaciones de las otras universidades (en la semana en la cual muchos rezarán por la multiplicación de las décimas) y exigirle a FECODE y a la dirección del Polo más apoyo y el salto a transustanciar la reivindicación en la denuncia del "régimen narcoparamilitar de Uribe, etc". Una representante de los padres de familia expuso sus consideraciones sobre la continuidad del asunto, proponiendo estampar una camiseta que parafraseara la consigna de la paz (a propósito de la semana pasada) y compartió su testimonio sobre una experiencia místico-político-marcial; Al ser abordada por dos atracadores armados, vio en ellos a Uribe y a Wasserman y lanzó un antiguo mantra: "hijueputa", que ahuyentó a los malos. A propósito, si usted ha experimentado episodios psicóticos de este estilo, no dude en consultar a algún profesional de la salud mental, es mejor descartar.

Una de las más cantinflescas (casi tanto como la de un mechudo de Ingeniería), fue la de un tipo que dijo que la Universidad hacía mal al pagar a profesores visitantes y al recibir extranjeros para dictar. Que con ese mismo dinero se podría pagar la formación aquí de los futuros profesores o mandarlos a estudiar afuera. Un estudiante de posgrado (ni idea de cuál área) volvió el tema un asunto patriótico: "lo que se perdió en academia se ganó en Patria". Sin comentarios. El secretario del PC anunció el respaldo del Polo y habló de la continuidad del movimiento, al que calificó como justo. Cerebro, ya mencionado en entradas anteriores, habló de "elevar" el nivel político (o sea hacerlo compatible con el rollo de su combo) y de la importancia de la "estructura", o sea la subordinación de las discusiones por facultades y carreras a la tiranía última de la "asamblea general". Se votó la realización de una marcha, de otra marcha, de las camisetas (de usar para ellas la plata que no se usó en la pancarta que habría de ondear en la final del torneo de la A, la cual no se hizo en Bogotá, Parce), un par de detalles más y a almorzar.

Reconozco que la asistencia fue notoria, conozco el régimen demográfico de la participación en estas cosas y ese auditorio lleno, y semilleno a la hora de la votación afanada, es mucho más de lo que normalmente se esperaría después de tanto tiempo y tantos errores. Reconozco también mi sorpresa al no ver insistencia en los bloqueos (con todo y que los discursos reflejaban su añoranza). El trámite jurídico y de negociación política que sigue es arduo y largo; requiere de argumentos y de evitar confrontaciones internas destructivas como las que sugiere el monarca al hablar del "enemigo interno". La fácil es creer que la misma jugada que terminó en gol en ocasiones anteriores el adversario no la ha estudiado ni calibrado; de fiascos así ya hemos tenido muchos. En este ratico, han logrado más de lo que creen, tener a tantas carreras trabajando en conformación de organizaciones estudiantiles es mucho más de lo que se alcanzó cuando era eso lo que se quería. No me hago falsas expectativas con la cualificación de ese proceso pero lo que vi ayer es más de lo que esperaba y es sin duda un viraje sensato.