miércoles, octubre 18, 2006

Las horas de aclarar

Hace cuatro días apareció en el espacio de blogs de El Tiempo una entrada llena de resentimiento, ignorancia y mala intención, a propósito de una calificación que hizo el Rector de la Universidad acerca de una inspirada declaración del vicepresidente Francisco Santos. Llegué allí por un enlace del primer pantallazo del sitio del periódico, se trataba de una noticia destacada y parecía ser la primera entrada de alguno de los nuevos bloggers de la sección de participación de los lectores. Como conocedor del espacio juzgado, no tardé en molestarme por las ínfulas de documentación que el autor (sin perfil y sin cara, a diferencia de otros de los participantes), quien firmaba 'soyfranco' se daba para adornar su diatriba. Pasajes de comunicados de rectores de los noventas y de la carta de los profesores al comando central del Eln (cuando cierta explosión sacudió la casa de la familia de Antanas Mockus en el barrio Quinta Paredes) fueron presentados al estilo de lo que uno conoce como el pensamiento político de Simón Bolívar, esto es, frases sueltas citadas fuera de contexto y acomodadas para cualquier interés.
Párrafo tras párrafo se presenta una historia (comenzada misteriosamente hace solo quince años) marcada por esos pedazos de textos, mal conectada con acontecimientos que no corresponden o que simplemente no fueron investigados. Lo otro es la persistencia de la frase coloquial que da nombre al blog: "¡No jodás!".
El tono general de la entrada es de arenga política, de las más violentas, de las que se lanzan para incitar a quemar un edificio o a linchar a un contradictor. La seriedad y la documentación solamente se fingen, tomando a uno que otro incauto por la cresta, como les pasaba a aquellos que hace unos años salían de las clases de Abelardo Forero diciendo "ese man sabe mucho, mucho, mucho, g'on".
Hoy, 18 de octubre, cuatro días después de la publicación enlazada desde la página principal en posición privilegiada; 'soyfranco' se quita la capucha y diluye su altanería en cinco nombres con una extraña advertencia acerca de la falta de unanimidad en el equipo. Para completar, los sujetos se presentan como periodistas de El Tiempo y eltiempo.com y llaman a su incendiaria práctica: "... motivar la reflexión y discusión sobre temas cotidianos y que afectan a todos los colombianos".
Yo escribo sobre estas cosas a partir del heteronimato, así comenzó este espacio y posiblemente siga siendo esa la situación. El Tiempo convocó hace unos meses a los lectores a participar y es muy desagradable encontrar que la misma empresa utilice ese escenario para permitir a funcionarios suyos un canal de expresión irresponsable, cuyas malas artes empiezan por resultar achacables a un participante ciudadano, cuando en realidad son propaganda política surgida en el seno de la propia casa editorial. Quiero que esta entrada desemboque en discusión, así no sea en mi sección de comentarios.

5 comentarios:

juglar del zipa dijo...

mmmm... el nombre de guillermo franco me parece sospechoso. es un man con muy poco talento para hacer algo de ese estilo. lo esperaría de tío rojo, pero no de ese man. es que hasta chistoso quedó.

o-lu dijo...

Este asunto es realmente espinoso.
Yo también quedé sorprendida de la difusion de un blog anonimo en primera pagina, para un contenido hecho de opiniones infundadas, pero que pueden estar muy cerca del imaginario que se hace el ciudadano del comun de lo que pasa en la Universidad Nacional (precisamente porque lee este tipo de informaciones). Ahora que se ha develado el nombre del "colectivo", hay varios comentarios, sobre deontologia, cruce de intereses y retroceso en las reglas periodisticas:

1. Cual es la politica editorial que distingue lo que es "noticia" y lo que es "opinion"? Esta nota aparece en primera plana, y no aparece en los formatos habituales. Para el lector puede haber confusion entre "opinion" y "noticia", y puede tomar lo que alli se afirma como hechos verificados.

2. Es correcto que El Tiempo publique opiniones anonimas? Qué es eso de publicitar una opinion suelta, sin firma? Cada noticia tendra su dosis de opinion incendiaria y anonima?

3. Es correcto que El Tiempo publicite (al colgar en primera pagina y hacerle ruido) un "blog" producido por sus propios periodistas?

4. Es correcto que El Tiempo permita y publicite blogs anonimos? Si el blog fuera un anonimo que no hubiera sido producido en El Tiempo pero tuviera el mismo contenido, lo habrian publicitado? Seguramente no. La experiencia de Diego Santos creo que dejo en claro que si desde adentro (de la CEET) se quieren hacer proyectos o blogs, es necesaria la transparencia.

5. Esta nota aparece en el diario de la familia del miembro del gobierno que propuso meter a la tropa a la Universidad Nacional. Como trata El Tiempo los temas donde los miembros de su familia inclinan las partes? Como interiorizan los periodistas las presiones en uno u otro sentido?

Precisamente, en muchos periodicos del mundo los periodistas tienen blogs, y cuentan lo que no alcanzan o no pueden contar en el diario impreso, incluso referido a este tipo de tensiones o conflictos.

El post de marras es evidentemente otra cosa. El equipo interpreta y aumenta las palabras de Francisco Santos y crea opinion incendiaria anonima. Exactamente lo que menos le conviene al periodismo colombiano por estos anhos.

j. dijo...

Lo del anonimato no me parece tan grave. El texto de la entrada, en realidad, refleja bastante bien la posición de los muchos que argumentan que la situación en la universidad tiene que cambiar a mano dura -cosa que uno escucha a diario por todos lados-. El manejo que da El Tiempo de la entrada particular si es más complicado; probablemente ellos no permitirían un texto como ese como columna de opinión en la edición impresa. Muy mal que lo equipararan al texto escrito por un par de estudiantes sobre el mismo asunto.

Deja un mal sabor en la boca esta historia. Se me parece un poco a la publicidad de "Lo que el tiempo no ve". Qué torpes son los de El Tiempo, no friegue. Da grima.

Julián Ortega Martínez dijo...

Víctor, llegué por invitación de o-lu, que comentó un reciente artículo mío sobre el tropel en la U. Lo grave es que "periodistas" de El Tiempo salgan con estos libelos de quinta en ese servidor (otra cosa es que lo hagan aparte).

Cuando el catálogo de avisos de la familia Santos renovó el diseño y permitió la "participación", lo mínimo que esperábamos era que más periodistas tuvieran su espacio. Como ejemplo de lo que esperaba, pongo los blogs del Daily Telegraph. Pero no, salen con esta bazofia... Qué feo.

Gracias por hacérnoslo saber en todo caso, Víctor. Un saludo.

El editor dijo...

Este episodio pone en evidencia que, a pesar de la objetividad y la distancia con el gobierno que dicen defender los editorialistas de El Tiempo, las posiciones del periodico corresponden cada dia mas, y de manera solapada, a las de la Casa de Nariño.
PUBLICIDAD POLITICA SOLAPADA, como quien dice...