viernes, noviembre 25, 2005

Para empezar

Los sistemas, los procesos y los agentes dejan huellas. No siempre perduran, no siempre son tan claras como se quisiera. La curiosidad, el apremio por saber, produce ocurrencias. Una muy singular es mirar en los desechos, en las salidas, lo que se pueda interpretar. Los proyectos abandonados o reformados nos pueden contar cosas sobre el futuro de nuestras maquinaciones. Sobre eso quiero escribir.

1 comentario:

Un Gerente dijo...

o sea que sumercé en la chatarra de una fabrica conoce a sus dirigentes,y en la canaca de la basura de una casa csabe como son, eso es una afinidad, empiezo con la terea de ller su blog completico